Conceptos básicos de fertilidad

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Edad y fertilidad

La fertilidad cambia con la edad y por ello tendríamos que diferenciar varias etapas de la vida de una mujer

[/vc_column_text][vc_column_text]Infancia: de 0 a 10 años – Pubertad: de 8 a 12 años – Adolescencia: de 10 a 20 años – Juventud: de 18 a 24 años – Adulta: de 24 a 35 años –  Madurez: de 35 a 55 años[/vc_column_text][vc_column_text]familia[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]

En este periodo es ya sabido que en la mujer

Hay que destacar que las épocas fértiles de la mujer son la adolescencia, Juventud y Adultez. En la Adolescencia marca el inicio de la vida reproductiva de la mujer con la aparición de la primera ovulación y menstruación. La menopausia es la etapa en la que la mujer deja de ser fértil.Por lo tanto se entiende que el periodo de edad fértil de la mujer ocupa desde el inicio de la primera menstruación hasta los 5 o 10 años antes de la menopausia. En la sociedad actual, la infertilidad relacionada con la edad es cada vez más común ya que, por diversas razones, muchas mujeres esperan hasta los 30 años para formar sus familias. A pesar de que las mujeres de hoy son más saludables y cuidan de sí mismas mejor que nunca, una mejor salud en la edad adulta no llega a contrarrestar la declinación natural de la fertilidad relativa a la edad.
Es importante entender que la fertilidad disminuye con la edad de las mujeres debido a la disminución normal de la cantidad óvulos relacionada con la edad. Esta disminución puede ocurrir mucho antes de lo que la mayoría de las mujeres esperan.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]banner_conceptos[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

La ovulación y el ciclo menstrual

[/vc_column_text][vc_column_text]

La ovulación se produce durante la vida reproductiva de mujer. La mujer ovulara cada mes durante el ciclo de menstruación. Los óvulos maduraran dentro de esferas llenas de líquido y se les llaman folículos. Esto se produce gracias a una hormona (HFE), que es liberada en la glándula pituitaria situada en el cerebro, que estimula los folículos a que se desarrollen en ambos ovarios. Estos folículos alcanzara la madurez y liberaran al ovulo que se encuentra en su interior. El resto de folículos dejaran de crecer y se degeneraran. Si el óvulo es fecundado por el espermatozoide, se convertirá en un embrión que se anidara en el revestimiento del endometrio. En caso de que no exista fecundación, el endometrio se descamara como flujo menstrual y el ciclo volverá a empezar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Ovulación en adolescencia y juventud

Durante los primeros años de la adolescencia, las niñas suelen tener una ovulación irregular, la cual produce ciclos menstruales irregulares, pero a los 16 años esta ovulación y menstruación deberían darse de forma regular. Los ciclos de una mujer seguirán siendo regulares, de 26 a 35 días, hasta principios de sus treinta o fines de sus cuarenta, cuando podrá notar que sus ciclos se acortan.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Ovulación en la mujer adulta y madura

De los treinta a cuarenta años los ciclos de la mujer deberían ser estables, pero notaran que algo está cambiando en sus menstruaciones.
A medida que pasa el tiempo, comenzará a perder ovulaciones, lo cual dará como resultado la pérdida de períodos menstruales o intensidad del mismo. Finalmente, los períodos serán cada vez más infrecuentes hasta que desaparezcan por completo. Cuando una mujer no tiene el periodo menstrual durante un año seguido, se dice que está en la Menopausia.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]banner_conceptos_2[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

¿Por qué ocurre esto?

A medida que las mujeres envejecen, la fertilidad disminuye debido a cambios hormonales relacionados con la edad, que se producen en los ovarios. Las mujeres nacen con una cantidad determinada de folículos y óvulos en sus ovarios, es decir, el ovario no produce nuevos folículos ni ovarios , solo madura los ya existentes. Al nacer, una mujer tiene aproximadamente un millón de folículos. En la pubertad, esa
cifra habrá disminuido a aproximadamente 300,000. De los folículos que quedan en la pubertad, solamente 300 serán ovulados durante los años reproductivos. La mayoría de los folículos no se consumen en la ovulación sino a través de un proceso gradual de pérdida denominado atresia. La atresia es un proceso degenerativo que se produce independientemente de que la mujer esté embarazada, tenga ciclos menstruales normales, utilice métodos anticonceptivos o reciba tratamiento de la infertilidad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]